martes, 11 de mayo de 2010

Pintura: Giovanni Boldini.

Giovanni Boldini (1842-1931) fue un pintor italiano que adquirió gran fama como retratista en Francia y en Inglaterra. En París se convirtió en el más famoso retratista, adquiriendo una fama similar a la de Sargent (autor del famoso cuadro "Madame X") en Londres. Su pintura se caracteriza por ser muy técnica pero también muy colorista. Nació en Ferrara, el octavo de trece hermanos, y fue educado en la Academia de Arte de Florencia. Desde muy joven demostró gran talento para el retrato, aunque también realizó algunos paisajes. A la edad de treinta años se instaló en París, donde pronto se convirtió en un solicitado retratista. Se hizo muy popular por sus cuadros coloridos de mujeres elegantes, especialmente a partir de "Joven mujer escribiendo", ejecutados con fluidos golpes de brocha. Se convirtió en íntimo amigo del pintor francés Degas, y a partir de 1880 comenzaría a utilizar al igual que él los colores pastel. En 1892 regresa a Italia donde vivirá hasta el final de sus días. Tuvo muchas relaciones sentimentales, pero contraría matrimonio con la periodista Emilia Cardona tan sólo dos años antes de su muerte. Sin duda fue un pintor excepcional, con una carrera existosa. Una de sus obras más famosas es el retrato de Giuseppe Verdi, cuyo cuadro se ha convertido en la imagen por excelencia del compositor italiano.

Si bien su pintura se centró en algo muy popular en el siglo XIX, el retrato femenino, supo dotar sus cuadros de personalidad propia, con esos trazos fuertes y fluidos que confieren un aire de ensoñación a sus obras. Sus maravillosas mujeres parecen flotar en una atmósfera llena de movimiento, contundentes en sus formas y expresiones, y al mismo tiempo difuminándose.