domingo, 15 de julio de 2012

Mi última manicura: manicura sangrienta.

Esta semana quise intentar una manicura completamente diferente ya que nunca antes había intentado algo así (y eso que yo he hecho experimentos bastante raros). Mi fuente de inspiración fue esta foto: una base en color blanco roto salpicada de gotas en rojo sangre.



Me encantó la idea, me pareció muy original y además me permitía aprovechar un bote de pintura blanca que casi no he utilizado. Así que os relato cómo fue mi aventura.

En primer lugar damos la base blanca. Es importante que quede uniforme para que así las gotas rojas luego destaquen mucho más. Una vez que está bien seca, procedemos a decorarlas con la pintura roja. Debemos coger una pintura roja que sea muy líquida. Si las que tenemos son más bien espesas, lo mejor que se puede hacer es coger algún tarro de pintura roja donde ya nos quede muy poquita pintura y añadir varias gotas de quitaesmalte. Luego agitamos muy bien y veremos que la pintura se vuelve mucho más líquida. Podemos ir añadiendo más quitaesmalete en función de lo líquida que la queramos.

¿Por qué la pintura roja ha de ser bastante líquida? Porque pare crear las gotas con ese efecto de salpicado y direccionalidad, si es una pintura muy espesa no saldrá bien. Por eso es importante que la pintura sea bastante líquida, os facilitará mucho el trabajo. Además ayudará a evitar que os queden grumos al lanzar las gotas.

A continuación preparamos el lugar, ya que es probable que manchemos bastante. Yo puse un plástico sobre la mesa, y también os aconsejo colocaros un guante de plástico con los dedos cortados sobre la mano que os vais a pintar, para así protegeros de las salpicaduras.

Cuando tengáis todo esto listo, llega la parte "artística". Se trata de coger el pincel bien impregnado en pintura y, con movimiento rápidos y secos de arriba hacia abajo, hacer salpicaduras que caigan justo sobre vuestras uñas. Con estos movimientos crearéis salpicaduras de direccionalidad, pero también podéis dejar simplemente caer las gotas desde arriba, manteniendo quieto el pincel.

Si bien lo bueno de esta manicura es que no hace falta ser preciso, como pasa por ejemplo en la francesa, sí es importante saber cuándo parar. Porque si hacéis demasiadas manchas, puede que acaben tapándose entre ellas y no se distingan.

Cuando hayáis terminado con ambas manos, sabiendo que la pintura roja ha secado completamente, aplicáis una capa de protector transparente, el cual ayudará a proteger la manicura y además le dará un aspecto aún más brillante a la pintura. Y el resultado final será algo como esto.







Mi resultado es bastante mejorable, pero no está tan mal para una primera vez. Algunas manchas me quedaron demasiado espesas y grumosas, y eso es porque mi pintura roja debía estar aún un poquito más líquida. La próxima vez jugaré con nuevas manchas, pero la verdad es que me ha gustado. Me gusta cuando hay muchas manchas diferentes: gotas grandes, pequeñas líneas rojas...

Podéis realizar muchas otras combinaciones de colores, como por ejemplo un fondo negro con salpicaduras en rojo. En mi caso escogí el blanco porque quería hacer algo parecido al diseño original y porque me venía bien para gastar la pintura blanca. Si escogéis un color oscuro para el fondo, el color de la salpicadura debe de ser un color más claro para que así el dibujo se vea con más claridad y viceversa. Como yo había escogido el blanco, utilicé un rojo oscuro.

Espero que os haya gustado :D.

12 comentarios:

Bittersweeteen dijo...

Parece bastante difícil hacer que las manchas queden bien, pero me gustaría intentarlo, aunque me quedase un desastre uñil T_T

Madame Red dijo...

A mi me gustan también todas las tonterías estas de las uñas xD y cuando me hice esta manicura usé otro truquillo: coges un tapón de bolígrafo de los bic de toda la vida, los que tienen un agujero. Y echas una gota de esmalte. Soplas apuntando a la uña y, de ese modo, no manchas tanto xD

Madame Macabre dijo...

Bittersweetteen - Sólo hay que tener un poquito de puntería :D. Es cuestión de intentarlo ;).

Madame Red - Oh, muchas gracias por la idea, lo intentaré la próxima vez :D.

Muchas gracias por comentar n_n.

Faylinn Art dijo...

Alaaaa como mola!! me gusta mas como te ha quedado a ti con ese blanco, resalta más la "sangre" XD
Por cierto, me compré un craquelador en azul eléctrico de la marca Rimmel y queda chulísimo, lo has probado?

Besitos guapa!

Virtizia Rose dijo...

Me ha encantado!! y te ha quedado muy chula!! algún día de estos quizá me anime a hacer alguna cosilla de esas... aunque ahora mismo me apetece llevarlas negras XD

Un beso preciosa!

Madame Macabre dijo...

Faylinn Art - Hola preciosa, pues no he probado lo del craquelado, pero creo que voy a hacerlo. Al principio no me convencía mucho, pero todo el mundo me habla de ello y después de ver unas cuantas imágenes la verdad es que creo que me animaré.

Besitos linda.

Virtizia Rose - Genial, espero que cuando lo hagas lo pongas en tu blog, a ver qué tal te sale :D.


Muchas gracias por comentar n_n.

Bathory Doll dijo...

Pues para ser la primera vez que lo intentas te ha quedado muy bien! ^^
Quizá para que no caigan gotas tan grandes, hayas de dejar escurrir un poco el pincel...
Si tuviera más paciencia lo probaría, pero la verdad es que para las uñas de paciencia tengo bien poca xD

Un beso guapa! :)

Madame Macabre dijo...

Bathory Doll - La verdad es que quería que quedase un poco de todo, gotas grandes y pequeñas. Lo que realmente me faltó es que la pintura estuviese un poquito más líquida...

Un beso linda :).

Bocchan dijo...

Qué difícil parece :O

Quizás menos fino, pero te ha quedado más auténtico que el original sin duda. Qué de sangre! xD

Madame Macabre dijo...

Bocchan - Creo que el original está mejor que el mío, pero por probar que no quede :D.

Si tu supieras cómo me quedaron las manos al final... Me dio pereza ir a por un guante y realmente parecía que hubiera matado a alguien XD.

Ínfila dijo...

Qué curioso, normalmente pinto sobre lienzos, no sobre mis uñas. Quedó bonita, pero las gotas quedaron demasiado gordas. También es buena idea remarcar que el pincel tiene que ser muy fino.

Madame Macabre dijo...

ínfila - En eso tienes razón, que las gotas quedaron muy gordas y no se aprecian bien los dibujos. Probaré con el pincel la próxima vez, gracias por el consejo ;).