viernes, 25 de mayo de 2018

Mis creaciones: chaqueta decorada con espaldera.

Tengo una chaqueta vaquera negra a la que desde hace un tiempo quería darle un toque diferente. Pero no quería recurrir a cosas como parches, o los típicos broches y chapas.


Estuve buscando inspiración en internet y vi esta idea de hacerle una espaldera con una tela distinta, que me gustó bastante.


Recordé que tengo una bonita tela estampada que compré hace unos años y pensé en aplicar esa misma idea. Las cosas que he utilizado han sido las siguientes:

-Tela estampada;
-Papel de calco;
-Tijeras;
-Hilo negro.
-Aguja;
-Alfileres.


Lo primero que hice fue, con papel de calco, recortar a la medida de la parte trasera que quería decorar la chaqueta. Me ajusté al recuadro de la espalda, justo donde se unen las costuras.


A continuación, usando el patrón de calco como guía, seleccioné un trozo de tela intentando que los dibujos se ajustasen lo mejor posible. Al ser una tela estampada, quería evitar en la medida de lo posible que muchos dibujos quedasen recortados por la mitad, además de aprovechar lo mejor posible la tela.


Recomiendo dejar un par de centímetros extra a la hora de recortar la tela y no cortarla excesivamente justa a la medida de la espalda de la chaqueta por varias razones. Primero, porque al hacerle el dobladillo a la tela, se va a reducir. Luego, porque al coserla a la propia chaqueta también va a suponer "comerse" un poquito más de tela. Y tercero, porque es más cómodo a la hora de poneros la chaqueta que la tela no quede excesivamente ajustada.



Una vez recortado el trozo, le hice un pequeño dobladillo a mano. Como había recortado la tela un tanto justa, prefería aprovecharla mejor cosiéndola a mano en vez de con la máquina de coser.


Si pensáis que vuestro trozo de tela lo habéis recortado un tanto justo, os recomiendo dejar alguno de los laterales sin coser para así poder ir ajustándolo luego al espacio.

La siguiente fase es coser el recuadro a la propia chaqueta. En mi caso, usé las costuras de la espalda de la prenda como referencia para que la tela estampada quedase "enmarcada" por esas costuras.


Recomiendo coser en el siguiente orden: primero la parte superior, luego los laterales para así ajustar bien la pieza a la chaqueta, y finalmente la parte inferior.

Y ya que estaba, me puse a añadirle algo de la pasamanería nueva que había comprado el otro día XD. Para esto usé pegamento para telas.





Como veis es un proceso bastante fácil, sólo os hace falta un poquito de paciencia y una bonita tela estampada.



jueves, 17 de mayo de 2018

Moda Gótica: El Witch Goth: ¿nuevo subestilo gótico o moda pasajera?

La moda gótica evoluciona a su propio ritmo, al margen de las tendencias de las pasarelas y la calle. Aunque tenga ciertos parámetros inmutables a lo largo del tiempo, los estilos característicos evolucionan a lo largo de las décadas.




En los 80 se denotaba una mayor influencia del punk, mientras que en los 90 el estilo se volvió más sobrio. Durante la primera década de los 2000, parecía que el estilo característico volvía a ser un estilo más romántico o victoriano. Los conjuntos se componían de largas faltas de terciopelo, tops de encaje y corsés. En aquellos años se estilaba el pelo negro largo y liso, una tez pálida, los ojos en negro y en ocasiones los labios más naturales.


Góticos en los 80.


Cada década desde que la subcultura gótica vio la luz ha estado más influenciado por un determinado estilo. No quiere decir que absolutamente todos los góticos se vistieran igual, ya que luego dentro de la moda gótica existen multitud de subestilos y personalidades, pero digamos que no ha sido raro que durante cierto tiempo haya habido un look un tanto icónico para definir la moda gótica durante ese período concreto.


Gótico en los 90


Gótico a principios de los 2000.


Superado el debate (o quizás habría que decir la moda) del Pastel Goth y el Nu Goth, me vengo fijando que desde hace un tiempo se da un cierto "estereotipo estético" dentro de la moda gótica que comienzo a ver de forma cada vez más repetida (y en ocasiones diría que "clonado").


Arquetipo del Witch Goth

Como no sé si este estilo tiene en sí mismo un nombre, yo he optado por nombrarlo  Witch Goth (sí, después de 8 años con el blog creo que me veo en la posición de poder inventarme esas cosas y darle nombre a nuevas tendencias XD). Se trata de un estilo que combina un especie de boho goth más sobrio con múltiples referencias a la brujería y al mundo esotérico. Hasta la fecha sólo he observado este estilo en su "versión femenina", por eso lo he bautizado de esa manera.


¿Cómo es la moda Witch Goth?

Se hace hincapié en tejidos que dan un aspecto un tanto etéreo como la gasa y todo aquello que permita jugar con las transparencias, y por tanto con la superposición de prendas. La idea es dar un aspecto ligero y vaporoso. No es un look del todo ajustado o con una silueta definida como el victoriano con la parte superior ceñida y la superior con volumen. Crea ciertos volúmenes, pero las líneas suelen ser rectas y en sentido vertical.


Se usan principalmente vestidos de corte recto o con corte evasé (cortos y largos, de nuevo jugando mucho con las transparencias y capas), así como leggings y pantalones cortos.


El color predominante es el negro, pero también se incopora el blanco en pequeñas dosis, sobre todo a través de vestidos tipo Miércoles. E igualmente se llevan estampados con símbolos esotéricos de todo tipo.


En cuanto a los complementos, joyas con piedras naturales como péndulos, con elementos esotéricos o  con alguna conexión con la naturaleza como cráneos de animales, cuernos, símbolos paganos, y todo lo que tenga que ver con lunas y estrellas. Y por supuesto, nunca olvidar el sombrero de ala ancha y las gafas de cristales redondos.


En lo puramente estético lo característico de este look son las melenas largas lisas o ligeramente onduladas en tonos fantasía como el gris, el morado o el azul, aunque no se descartan otros colores como el clásico negro. Y en lo que respecta al maquillaje, ojos delineados o sombreados en negro y labios en tonos muy oscuros como morado, burdeos o negro.




¿De dónde surge el Witch Goth?

Lo cierto es que no sabría decirlo con seguridad, pero probablemente sea traiga causa de un conjunto de factores. Quizás apareció como una respuesta con un trasfondo un tanto más oscuro al Nu Goth, en un intento de reivindicar símbolos propios de la brujería pero dentro de una estética más oscura. Y me imagino que también se vio influenciado por un cierto revival que se ha dado tanto en la moda como el cine o la literatura del interés por el mundo de las brujas y lo esotérico. 


Personajes de la serie American Horror History Coven

A modo de ejemplo, tenemos la influencia estética de los personajes de American Horror History Coven, películas como The witch o The Love Witch, o incluso la asunción de un interés por la brujería desde una perspectivo de género, como un mundo femenino y que reivindica la espiritualidad de la mujer.


Colección Alta Costura Dior Marzo 2018



¿Por qué debemos reflexionar sobre esta nueva tendencia?

Sea cual sea el origen concreto de este nuevo (o viejo, según se mire) interés por el mundo de lo esotérico, lo cierto es que está teniendo una influencia en lo estético. Ha surgido toda una nueva hornada de "brujas del siglo XXI", que con  un look modernizado y alejado del estilo más "medieval goth", pasean sus vestidos de gasa, símbolos de la diosa y sombreros de ala ancha por todas partes.




Y muestra de la influencia que está teniendo, es como ha cambiado el estilo de los productos que muchas tiendas góticas ofrecían. Como ejemplo de ello tomaré a la tienda de bisutería y complementos Restyle.


Etiqueta de uno de los primeros productos de Restyle que compré

Logo actual de Restyle

Si visitabáis el catálogo de la tienda hace unos cinco años atrás, la estilo que caracterizaba el diseño de las joyas y muchas prendas era el victoriano, romántico o bien un estilo gótico clásico. Veías multitud de gargantillas con piedras facetadas, y símbolos relacionados con la muerte y lo macabro como tumbas convertidas en anillos o réplicas de libros de Poe transformadas en colgantes. Incluso podías elegir entre varios modelos de bolsos de estilo victoriano decorados con murciélagos o rosas.

Desde hace un tiempo para acá el catálogo de la tienda ha cambiado casi por completo. Prueba de ello que incluso el logotipo de la tienda ha variado de unas letras de estilo romántico a unas de aspecto mucho más estilizado y acompañado de estrellas.







En cuanto a los productos que ofrece, podéis ver que hoy día Restyle está lleno de cráneos de animales, lunas, símbolos paganos o planchettes de ouija. En su repertorio de camisetas y bolsos ha incorporado igualmente multitud de modelos con símbolos esotéricos.

Lo cierto es que esto que ha sucedido en Restyle puede aplicarse a otras muchas tiendas que antes ofrecían productos más centrados en la estética gótica del terciopelo, los corsés y los camafeos de calaveras. Marcas como The Rogue and the Wolf, centrada en joyas de carácter esotérico, ya han hecho su entrada en tiendas góticas españolas.


¿Debemos enfocar el Witch Goth como algo positivo o negativo?

En cierto sentido creo que el Witch Goth es como cualquier otro subestilo gótico, como el Gótico Victoriano, el Old School o el Boho Goth. No es ni malo ni bueno en sí mismo, es otro de los muchos estilos dentro de la moda gótica. Simplemente, ahora está pegando muy fuerte y ha desplazado a otros a un segundo plano.

Con todo, debo admitir que hay dos puntos que sí pueden generarme cierta reflexión crítica. Primero, que si del Nu Goth una de las cosas que más se criticaba era el uso de símbolos religiosos de todo tipo sin ton ni son, y/o sin conocer su significado, nada impide que el Witch Goth acabe cayendo en el mismo error.

La moda gótica, en toda su amplitud, está muy vinculada a los símbolos. Cada cual escoge su favorito en función de sus gustos y de lo que ese símbolo significa para él. Por supuesto, siempre habrá gente que lo haga por imitación o por mera estética. 

En el caso del Witch Goth, el uso de simbología es particularmente destacado, y es posible que mucha gente adquiera colgantes o anillos por estética más que por que se sienta atraído por el significado del símbolo en sí. Así que en cierto sentido me preocupa que se acabe generando un "postureo esotérico" por llamarlo de alguna forma, aunque tampoco podemos negar la figura del "poser" siempre haya existido entre nosotros y no es culpa del Witch Goth. Que por supuesto no quiere decir que sea el caso de todas las chicas que veamos con este estilo.


El segundo elemento que en ocasiones me chirría sobre el Witch Goth es lo poco que varía el estilo de una persona a otra. Otros estilos, como el Gótico Victoriano, el Perky Goth, o el Old School pueden varíar mucho de una persona a otra pues cada cual lo interpreta y lo adapta a lo que más le gusta. Aunque el estilo sea reconocible, hay un elemento de originalidad siempre presente.


Sin embargo, una cuestión que me cansa un tanto en cuanto a esta estética es que veo a demasiadas chicas vistiendo exactamente de la misma forma, llevando el mismo corte y color de pelo, y hasta posando con las mismas posturas. Sería una pena que el Witch Goth se acabara convirtiendo en un "estilo por clonación". Pero sobre todo que las nuevas generaciones de Babybats no sepan ir más allá de sus puntos básicos, se olviden ser creativos y todo acabe siendo demasiado homogéneo.

Con todo, también es cierto que eso sería como decir que los que somos más mayores no hemos sido capaces de salir de la estética más puntera en el momento en el que conocimos la subcultura gótica. Lo cierto es que, llegados a un cierto punto, siempre acabas dando un salto evolutivo y creando tu propio estilo. Así que quiero pensar que pese a la intensa profusión de brujas góticas modernas, no será lo único que podamos encontrar en la escena gótica del mañana.

Un tercer punto que es más bien una reflexión es la cuestión de como la moda se extiende a través de Internet a través de cuentas de Instagram, Facebook u otros formatos, y luego se imita por miles de personas. Nos debe llevar a pensar sobre cómo está influyendo Internet sobre la moda gótica, si se enriquece o si estamos avocados a que cada cierto tiempo surja un nuevo estilo con más estética que contenido, que será olvidado al cabo del tiempo.


¿Y cuál es mi opinión personal sobre este estilo?

A lo mejor todo esto podría sonar a pataleta de Elder Goth que ve ha surgido un movimiento estético que le ha pillado a traspiés, y al no identificarlo como "suyo", lo critica. Nada más lejos de la realidad.

De hecho, estéticamente el Witch Goth no me disgusta y es un estilo que en ocasiones adapto a mi armario, aunque quizás en mi caso incida en el elemento bohemio y prescinda de tantas líneas rectas. Pero entiendo que al ser un estilo fácil de llevar, cómodo y que no resulta caro de lograr, haya logrado tantas adeptas.

Me encantan esos sombreros de ala ancha (tengo dos), jugar con la superposición de transparencias, péndulos y anillos con piedras que significan algo para mi, y los símbolos esotéricos en general. De hecho, he comprado y continúo comprando cosas en Restyle, entre otras tiendas.


Grupo musical The Black Belles

En lo personal, siempre he sentido atracción por lo esotérico, el simbolismo la brujería, y de hecho son temas que, junto a los vampiros, ocupan buena parte de mi biblioteca.

Con todo esto no he querido hacer una crítica (no totalmente), sino más bien una constatación de algo que he venido viendo desde hace algún tiempo. Y quizás el destino del Witch Goth sea formar parte de la gran familia de los estilos de moda gótica, y dentro de una década lo recordemos como tal.


Al margen de lo cual, creo que siempre es bueno recordar dos cosas importantes: por un lado, que aunque comencemos copiando cosas que vemos que nos gustan (todos hemos empezado por ahí), lo importante es luego saber crear un estilo propio. 


Y segundo, que a menudo el estilo se crea a partir de un mejor conocimiento de nosotros mismos y de lo que nos gusta. Por lo que no es necesario ceñirnos exclusivamente a lo que nos ofrece Instagram o una determinada tienda, sino que cada libro, película o interés personal que cultivamos puede añadir cosas a nuestro estilo. Y el fascinante mundo de lo esotérico es muy interesante para reducirlo a una forma de vestir sin adentrarnos a conocer más de él.